El peso. ¿es importante pesarse? ¿o es una obsesión?

EL PESO. ¿ES IMPORTANTE PESARSE? ¿O ES UNA OBSESIÓN?

Bueno amigos, voy redactar esta breve publicación sobre una cuestión que puede ser básica u obvia para algunos, pero que me consta que para muchos otros no lo es, especialmente tras haber observado a menudo las mismas preguntas, dudas e inquietudes sobre el mismo punto una y otra vez entre amigos, conocidos, contactos, alumnos, etc.

Empiezo con el resumen para quien no le guste leer. La medición del peso corporal sólo sirve si:

1- SI SE REALIZA SIEMPRE CON LA MISMA BÁSCULA O APARATO, que tiene un margen de error intrínseco al aparato y al sistema de medición pero que es siempre el mismo, con lo cual no será nunca fiable al 100% para arrojar un valor absoluto, pero sí para registrar variaciones en el peso, que en el fondo es lo que más interesa.

2- SI SE HACE SIEMPRE:

a- EN AYUNAS recién levantado/parado tras dormir

b- ANTES DE INGERIR CUALQUIER LÍQUIDO/SÓLIDO

c- DESPUÉS DE ENTRAR AL BAÑO (miccionar/defecar)

d- Obviamente DESNUDO/A sin ninguna ropa encima

3- Si las mediciones del peso corporal se hacen con un intervalo de tiempo nunca inferior a una semana. Es decir, como muy seguidas las mediciones habrían de realizarse SEMANALMENTE.

Al hacerlo en ayunas tras la diuresis natural nocturna se evita en buena medida el error o variación en el peso corporal que introducen muchos procesos fisiológicos que acontecen en el organismo humano activo (a pesar de todo éste nunca se evita totalmente). Una vez empezamos a activar nuestro organismo durante el día, tras el momento de ayunas citado, muchos procesos fisiológicos entran en juego e introducen variaciones importante en el peso tales como: la ingesta de líquidos, la ingesta de alimento sólido, la velocidad de la digestión, la velocidad del tránsito por el tracto digestivo de los alimentos, la retención de H2O, el ratio Na+/K+ y otros electrolitos ingeridos, el nivel de defecación, el nivel de micción, el grado de sudoración, el entrenamiento, el ratio andrógenos/estrógenos, y más procesos fisiológicos… Estos procesos además se relacionan unos con los otros de una forma global bastante compleja y generan fluctuaciones bruscas en el peso a lo largo del día.

Además, si la distancia en el tiempo entre un pesaje y otro (aunque sea en ayunas) es corta, como por ejemplo de un día, tampoco hay garantías de que el estado fisiológico sea el mismo entre ambas mediciones. Como dije anteriormente se acota en mayor o menor medida esta fluctuación al tomar el valor del peso en ayunas, pero no se anula totalmente. En períodos cortos de tiempo, la posible ganancia de peso debida a la masa muscular o la posible pérdida de peso debida a la grasa es bastante inferior al margen de error o variación que estos procesos fisiológicos citados anteriormente introducen. Luego sencillamente es imposible medir el peso objetivamente en períodos de tiempo tan cortos. Las mediciones del peso corporal que buscan ser objetivas en cuanto a pérdida de grasa o ganancia de masa muscular deben realizarse con más espacio de tiempo para que el cambio real en alguno de estos dos componentes (grasa o músculo) supere cuantitativamente al margen de error o variación que los procesos fisiológicos introducen. Especialmente es importante en este sentido, en el caso de las mujeres, el tener en cuenta su fase de menstruación en la que este proceso fisiológico inmediatamente antes, durante e inmediatamente después genera cambios en el peso corporal considerables.

El peso es sólo un parámetro más a tener en cuenta, sólo eso, y que debe ser interpretado dentro de contexto, como otros parámetros que pueden resultarnos más o menos familiares tales como: el % de grasa, la altura, el sexo, las pulsaciones en reposo, la RM y el rango en % de trabajo óptimo, la fórmula de Karvonen y las pulsaciones por minuto óptimas para el trabajo cardiorrespiratorio, la fórmula de Harris-Benedict para el cálculo del gasto calórico diario, una foto en un momento concreto, etc.…

Pero de todos estos parámetros citados arriba especialmente problemático es el peso, porque es sencillo irse en cualquier momento a una báscula y pesarse, y esto puede generar obsesión. Esa obsesión puede generar frustración, y la frustración puede impulsar a abandonar un progreso correcto, pero que se valora o interpreta mal y/o rápidamente. PACIENCIA. Por los motivos arriba expuestos no sirve de nada pesarse en cualquier momento del día, en cualquier báscula, de forma diaria o peor aún varias veces al día. Tampoco sirve pesarse cuando se tiene la regla o se está enfermo. Esto se puede tornar en una verdadera locura y una completa obsesión a nivel mental que en algunos casos que sólo lleva a la frustración y al abandono. Luego aquí hay que ser fríos, analíticos y trabajar el componente mental para una correcta progresión física y/o estética.

Pensándolo bien es igualmente problemático también el fotografiarse constantemente o mirarse continuamente al espejo. Las imágenes mentales de uno mismo, y las plasmadas en un papel y/o en formato digital deben estar también igualmente espaciadas en el tiempo, deben ser interpretadas adecuadamente dentro de contexto, deben tomarse en momentos específicos del día, y también tienen detrás muchos procesos fisiológicos naturales que influyen bastante en que éstas varíen (dentro de un mismo día sin ir más lejos). ¿O acaso en la mañana en ayunas nos vemos con el mismo aspecto que en la noche al acostarnos? Parte de la explicación a esto está ya dada en este breve artículo y el resto está por dar. Lo trataré en el siguiente capítulo…

Saludos a [email protected]!!!

286998198_2816624835149781_9058563637761678214_n

286835930_2816624831816448_5183316320209477858_n

AntonioDMak

Preparador físico. Entrenador personal
Nutrición.
Bioquímica y Fisiología Humana

4 Me gusta