Hipertrofia y dieta Low-Carb ¿Es posible?

Antes de empezar debemos saber que es y como sucede la hipertrofia muscular.

Cuando hablamos de esto nos referimos al aumento en el tamaño de las fibras musculares, debido a un aumento en la síntesis de proteínas y una disminución en la degradación de proteínas en el músculo. Este proceso es esencial para el crecimiento y fortalecimiento del tejido muscular. La hipertrofia muscular ocurre como resultado de una combinación de factores, incluyendo el estrés físico del entrenamiento de fuerza, el consumo adecuado de proteínas y calorías, y la hormona del crecimiento, la testosterona y otros factores de crecimiento como la insulina. Durante el entrenamiento de fuerza, el músculo experimenta micro-lesiones que activan la respuesta inflamatoria del cuerpo. Esta respuesta inflamatoria desencadena la reparación del tejido dañado y la síntesis de proteínas musculares, lo que conduce a un aumento en el tamaño y la fuerza del músculo con el tiempo.

Hipertrofia muscular, Entrenamiento de fuerza, Dieta baja en carbohidratos, Nutrición adecuada, Descanso adecuado

Ya sabemos qué y cómo, ahora ¿Qué influye en estos factores?

Varios factores pueden influir en el proceso de hipertrofia muscular, incluyendo:
1. Entrenamiento de fuerza adecuado: La sobrecarga de los músculos a través de un entrenamiento de fuerza adecuado es el factor más importante en el proceso de hipertrofia muscular. Para lograr una hipertrofia efectiva, el entrenamiento de fuerza debe ser intenso y progresivo, lo que significa aumentar el peso, las repeticiones o las series con el tiempo.
2. Dieta adecuada: La nutrición adecuada es crucial para la hipertrofia muscular. El cuerpo necesita una cantidad suficiente de proteínas, carbohidratos y grasas para reparar y construir el músculo. Los macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas) deben equilibrarse adecuadamente en la dieta.
3. Descanso adecuado: El descanso adecuado es esencial para la recuperación muscular y el crecimiento. El cuerpo necesita tiempo para reparar los músculos después del entrenamiento de fuerza y para adaptarse a los estímulos de entrenamiento de fuerza.
4. Genética: La genética también puede influir en la hipertrofia muscular. Algunas personas pueden experimentar una hipertrofia muscular más fácilmente que otras debido a su genética.
5. Edad: La edad también puede influir en la hipertrofia muscular. A medida que envejecemos, el cuerpo pierde la capacidad de sintetizar proteínas musculares de manera efectiva, lo que puede dificultar el crecimiento muscular.

En resumen, la hipertrofia muscular es un proceso complejo que está influenciado por varios factores, como el entrenamiento de fuerza adecuado, la dieta, el descanso, la genética y la edad. De todos los más importantes son descanso, entrenamiento y dieta. Todo lo demás son lo que se suele usar como excusa.

Hipertrofia muscular, Entrenamiento de fuerza, Dieta baja en carbohidratos, Nutrición adecuada, Descanso adecuado

Ahora, siguiente pregunta ¿Qué es una dieta low carb?

La dieta baja en carbohidratos (también conocida como dieta “low carb”) es un enfoque nutricional que se centra en la reducción de la ingesta de carbohidratos en la dieta diaria. A diferencia de las dietas tradicionales que se centran en la reducción de grasas o calorías, la dieta baja en carbohidratos se centra en limitar el consumo de alimentos ricos en carbohidratos como pan, pasta, arroz, cereales, dulces, frutas, entre otros. En su lugar, se recomienda que se consuman alimentos ricos en proteínas y grasas saludables como carne, pescado, huevos, frutos secos, semillas, aceite de oliva, aguacate y verduras bajas en carbohidratos.

El objetivo de la dieta baja en carbohidratos es lograr una reducción en la ingesta de carbohidratos para que el cuerpo comience a quemar grasa almacenada para obtener energía. Esta disminución en la ingesta de carbohidratos también puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y la insulina, lo que es beneficioso para personas con diabetes o resistencia a la insulina. Cabe destacar que aunque esta dieta puede ser efectiva para la pérdida de peso, no es adecuada para todas las personas y es importante consultar a un profesional de la salud antes de comenzar cualquier cambio en la dieta. Además, es importante seguir una dieta equilibrada y adaptada a cada individuo.

Como sabéis soy un pesado de los estudios, así que veamos que nos dicen de esto.

Hay varios estudios que han examinado la relación entre la dieta baja en carbohidratos y la hipertrofia muscular. A continuación, se presentan algunos ejemplos:

“Efectos de una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas durante 15 días en hombres entrenados en resistencia” Waldman, H.S., Krings, B.M., Basham, S.A., Smith, J.E.W., Fountain, B.J., McAllister, M.J. Journal of Strength and Conditioning Research 2018

Este estudio investigó los efectos de una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas en hombres entrenados en resistencia durante un período de 15 días. Los participantes siguieron una dieta baja en carbohidratos (menos del 50% de las calorías diarias de carbohidratos) y alta en grasas (más del 70% de las calorías diarias de grasas) durante 15 días mientras continuaban su entrenamiento de resistencia. Los resultados mostraron que la dieta baja en carbohidratos y alta en grasas resultó en una disminución significativa en la masa corporal total, la masa grasa corporal y la circunferencia de la cintura. Además, no se observaron efectos negativos en el rendimiento del ejercicio, ya que los participantes no experimentaron una disminución significativa en la fuerza muscular o en el rendimiento de la actividad de alta intensidad.

Conclusión: Este estudio sugiere que una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas puede ser beneficiosa para la composición corporal en hombres entrenados en resistencia sin afectar negativamente su rendimiento en el ejercicio.

Otro estudio publicado en el Journal of the International Society of Sports Nutrition en 2014 encontró que una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas, combinada con entrenamiento de resistencia, resultó en un mayor aumento en la masa muscular magra y una disminución en la grasa corporal en comparación con una dieta alta en carbohidratos y baja en proteínas.

Otro estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition en 2016 encontró que los hombres que siguieron una dieta baja en carbohidratos durante ocho semanas mientras participaban en un programa de entrenamiento de resistencia aumentaron significativamente su masa muscular en comparación con los hombres que siguieron una dieta alta en carbohidratos.

Sin embargo, también es importante tener en cuenta que la cantidad de proteína consumida es un factor importante en la construcción muscular, y que una dieta baja en carbohidratos puede limitar la cantidad de proteína que una persona consume si no se planifica adecuadamente. Por lo tanto, es fundamental equilibrar la ingesta de carbohidratos y proteínas para obtener los mejores resultados.

Sigue leyendo en: Hipertrofia muscular y dieta low carb, ¿Es posible? |)

2 Me gusta