El deporte, la salud y la relación entre ambos

EL DEPORTE, LA SALUD Y LA RELACIÓN ENTRE AMBOS.

Saludos a todos los miembros de esta comunidad. Lanzo estas reflexiones cuyas respuestas para muchos son obvias pero para otros a menudo observo que pasan por alto: ¿Es el principal objetivo del deporte conservar la salud y el bienestar? ¿Debe el deporte proporcionar salud?

Sabemos que los médicos indican la práctica del deporte moderado como una forma de mejorar nuestra condición física general frente a los malos hábitos de la vida sedentaria y esto es algo evidentemente beneficioso. El deporte intenso también puede ser saludable o no serlo y esto básicamente depende del acondicionamiento físico previo de la persona que lo practica, es decir de si está habituado previamente o no a la práctica deportiva. Por otra parte, el deporte muy intenso practicado en extremo está desaconsejado por lo médicos ya que durante él se lleva al organismo mediante un esfuerzo determinado al límite fisiológico máximo que el organismo puede soportar y esto generalmente no es saludable. El deporte moderado o moderadamente intenso es pues saludable, si es intenso puede serlo o no dependiendo de la condición física del individuo en cuestión, si es muy intenso empieza a no serlo y si es extremo definitivamente no lo es.

Entonces, ¿Debe el deporte proporcionarnos salud? Bueno sí y no, depende de a qué nivel lo practiquemos y qué es lo que busquemos con la práctica deportiva. Salud y deporte son conceptos que se relacionan pero no son lo mismo. Deporte y salud pueden ser lo mismo en el fitness, el wellness, y para aficionados no competidores y tal vez competidores amateurs de muchas disciplinas deportivas, que son la mayoría por cierto. Es el caso de las personas que a conciencia buscan la salud mediante la práctica deportiva. Y este enfoque del deporte es perfectamente legítimo y contribuye a mejorar nuestra salud y elevar por tanto nuestra calidad de vida

Pero luego en cuanto a impacto en la sociedad y aunque su número sea reducido están las categorías profesionales en la mayoría de las prácticas o disciplinas deportivas. Cuando en cualquier disciplina deportiva entramos en el ámbito de competidores amateurs ambiciosos o competidores profesionales, deporte y salud son conceptos que se disocian, con independencia del uso de doping o no, aquí no estamos hablando de eso. La actividad fisiológica extrema o máxima soportable a la que se somete el organismo humano durante la práctica (entrenamientos, competiciones) de muchos deportes a nivel profesional no es algo saludable en la mayoría de los casos. Esto acontece en casi todas las disciplinas deportivas y en algunas se ve mucho más claramente que en otras. El deportista profesional se enfoca en ser el mejor incluso siendo consciente que la práctica extrema del deporte puede suponer un riesgo para su salud, el profesional legítimamente aspirar a alcanzar la satisfacción de ser el mejor, de haber llegado a su límite humano, de alcanzar la victoria, ese hito imperecedero, y aunque ponga en riesgo su salud en el intento, es el camino en el que encuentra su felicidad y su calidad de vida en el día a día.

En mi opinión, si el atleta ha meditado con conocimiento, consciente, coherente y responsablemente sobre la práctica del deporte (tanto para mejorar la salud como para alcanzar el máximo rendimiento posible) la decisión que tome siempre será totalmente respetable, pues cada cual elige el modo en el que quiere llevar su vida y encontrar su felicidad. Las victorias competitivas o el simple hecho de competir a alto nivel producen satisfacción personal claro está. Vemos pues que tanto el deporte profesional de competición como en muchos casos también el deporte de competición amateur llevan al organismo del atleta al extremo fisiológico máximo que es capaz de soportar. Esto no es saludable ni en los entrenamientos exhaustivos ni en las dietas extremas que se suelen usar en muchas disciplinas deportivas. El doping tan sólo aumenta ese límite, da un tramo más por recorrer al que antes no se accedía, pero aún con ese tramo extra el atleta lo recorrerá y llegará de nuevo a su nuevo límite, luego con o sin el doping se trabajará al máximo y precísamente ese trabajo al límite es el que desgasta y se convierte en no es saludable a la larga. Este desgaste será más rápido si se usa doping que si se trabaja de manera natural, pero en ambos casos habrá desgaste antes o después. Los éxitos en el deporte profesional muchas veces a la larga traen consecuencias negativas para la salud en muchas disciplinas deportivas. Normalmente las disciplinas deportivas más atractivas en cuanto a lo espectacular suelen ser las más expuestas a este fenómeno.

En este contexto pueden verse por ejemplo, mujeres gimnastas hiperdisciplinadas que parecen niñas y no se desarrollan como mujeres, ciclistas con etapas increíblemente largas e imposible para la mayoría de los mortales, fondistas, atletas de atletismo en general, luchadores de artes marciales, halterófilos…lesiones múltiples, efectos negativos cardíacos de diversos tipos, inmunodeficiencia, pérdida de la función sexual, tensión arterial alta…. Incluso sin doping un organismo humano trabajando en exceso puede acabar encajando en estos perfiles… ¿Es deporte y salud lo mismo? No evidentemente. En las disciplinas deportivas citadas antes a nivel profesional se ve claramente la diferencia entre salud y deporte. En otras disciplinas deportivas sucede los mismo pero de una forma menos evidente y en algunas otras por fortuna (que suelen ser las más discretas en cuanto a atracción del público como o espectáculo) no sucede.

Bien… Deporte y salud. ¿Salud o gloria? ¿Salud o autorrealización personal máxima a través del deporte? … Un tema desde luego interesante y muy importante para reflexionar y meditar desde distintos prismas. Personalmente opto por la salud pero respeto y apoyo la decisión responsable de cada cual al respecto, pues la escala de valores de cada cual y su orden es algo totalmente personal

Saludos a [email protected]!

20882397_628648490858290_7538025262264064949_n

Antonio Díaz

Preparador físico. Entrenador personal
Nutrición clínico-deportiva.
Especialidad Bioquímica y Fisiología Humana

6 Me gusta

En mi opinión en cuanto entra la competición,al nivel que sea, en la ecuación la salud sale por la ventana.

A no ser que alguien quiera simplemente competir una vez por la experiencia, en el momento que aspiras a un resultado es cuando empiezas a hacer cosas nada saludables, y no me refiero solo al uso de PEDS, entrenar con lesiones, comer de manera poco saludable, descansar poco etc.

4 Me gusta